19 de mayo de 2024 en Buenos Aires

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

CREA Quesero: una iniciativa nacida de un golazo comunicacional

Un artículo publicado por el área de Comunicación de CREA fue el puntapié inicial de una serie de charlas que finalmente derivaron en la creación de un grupo quesero.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

En 2022 el área de Comunicación de CREA publicó un artículo sobre las empresas tamberas integrantes de la red que se dedican a la elaboración y comercialización de lácteos. Ese fue el puntapié inicial de una serie de charlas por chat y luego encuentros virtuales que finalmente derivaron en la creación de un grupo CREA Quesero.

El hecho de integrar la red CREA facilitó mucho las cosas porque, al conocer la metodología, los interesados en formar el grupo quesero comenzaron a reunirse virtualmente –coordinados por Nora Mailland– una vez por mes para así conocerse.

“Este año, además de las reuniones virtuales, sumamos una reunión presencial por semestre en la cual visitamos una planta industrial”, explica Christian Croissant de Las Vertientes, integrante del CREA Lanín (Patagonia) y presidente del CREA Quesero.

La primera visita realizada en el primer semestre del año la realizaron a la planta industrial de Los Alemanes de la familia Hosmann (CREA Tambero Mar y Sierras), mientras que antes de fin de año realizarán la segunda en las instalaciones de Fermier (Suipacha) de Daniel Rigabert (CREA Navarro II) y La Suerte de la familia Lacau (CREA Lincoln).

CREAQueseroVisita.PNG
Integrantes del CREA Quesero

Integrantes del CREA Quesero

Los temas tratados en el grupo son específicos de la actividad, tales como la determinación del precio de venta de los quesos, análisis de costos y estrategias de comercialización, entre otros.

“Al contar con escalas diferentes y elaborar quesos con perfiles muy diversos en distintas regiones del país es posible intercambiar información y conocimiento para así acortar los tiempos y costos de aprendizaje en un contexto complejo para la actividad”, comenta Christian.

El hecho de no haber competencia directa entre las empresas que conforman el CREA Quesero resulta fundamental para poder aprovechar todo el potencial de la metodología CREA con el propósito de resolver desafíos, aprovechar oportunidades y contar con un “mapa” mucho más amplio del sector.

“En el grupo hay empresas que, por ejemplo, tienen a los supermercados como canal comercial, mientras que otras llevan a cabo su propia distribución o bien se dedican a atender a demandas turísticas, además de emplear el comercio electrónico; cada uno puede aprender de la experiencia del otro”, señala el empresario patagónico.

Ph Eliseo Miciu 2.jpg

En el grupo también es factible encontrar empresas recientemente conformadas con otras que tienen varias décadas y, por lo tanto, cuentan con experiencia en atravesar las recurrentes crisis económicas argentinas.

“El grupo resulta importante también para verificar con pares el termómetro del mercado, algo que tiene mucho valor en coyunturas tan complejas como la que estamos atravesando”, apunta.

La historia de la red CREA se gestó a partir de empresarios agropecuarios que decidieron armar grupos para compartir cuestiones comunes en una determinada región productiva. Sin embargo, gracias a la transformación digital y los cambios culturales promovidos por la pandemia, se volvió factible contactarse con empresarios que comparten una misma inquietud temática sin importar la distancia en la que se encuentren unos de otros. En ese marco, la red CREA decidió modernizarse para dar cabida al surgimiento de nuevos grupos, denominados “sin fronteras”, los cuales emplean la metodología de trabajo CREA, pero ajustan su funcionamiento de acuerdo a sus características y necesidades particulares. Actualmente están funcionando varios grupos CREA “sin fronteras”, mientras que otros están en formación.

“El hecho de que todos los integrantes conozcamos ya el funcionamiento de la metodología CREA permite ahorrar mucho tiempo porque las reuniones virtuales de dos o tres horas de concentran en los temas de interés específicos con una muy eficiente gestión del tiempo”, resume Christian.

Quesos (22).jpg

Dejá tu comentario

Contenido Relacionado