15 de junio de 2024 en Buenos Aires

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Porcap: valor agregado para crear oportunidades

Santiago Negri, director de Capelle Hermanos, presentó en Maizar el caso de Porcap que permite generar una economía circular a través del maíz.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Santiago Negri, es director de Capelle Hermanos S.A. y descendiente de uno de los fundadores del Movimiento CREA, Enrique Capelle, quien seis décadas atrás, junto a Pablo Hary y otros pioneros, creó el primer grupo CREA (Henderson Daireaux).

Sin embargo, el comienzo de la carrera profesional de Santiago –a pesar de la herencia familiar– no se gestó en el agro, sino en la industria pesada. Luego de recibirse de ingeniero industrial, empezó a trabajar en la entonces Siderar del grupo Techint (actualmente Ternium), donde llegó a ser responsable del área de presupuesto.

Pero la familia lo convenció para que abandonase la vida corporativa y asuma la gerencia general de Capelle Hermanos, desde donde comandó una serie de transformaciones que promovieron el crecimiento del grupo dedicado a la agricultura, ganadería, forestación, servicios agrícolas (Cereales Bahía) y, más recientemente, el negocio porcino.

“El proyecto de Porcap, empresa dedicada al engorde de porcinos, nació en 2010, pero pudimos recién iniciarlo en 2019 en el marco de un convenio con la empresa Uniporc Tandil”, explicó Santiago en un panel sobre valor agregado realizado este miércoles en el evento Maizar 2024 que se realizó en la ciudad de Buenos Aires.

santiagonegri.PNG
Santiago Negri

Santiago Negri

La empresa porcina, situada en un campo de 140 hectáreas ubicado en el partido bonaerense de Daireaux, cuenta con seis galpones en los cuales se engordan 28.000 a 30.000 capones por año. Los lechones llegan con 21 días de edad con pesos de 7 a 9 kilogramos y se terminan hasta alcanzar los 125 a 130 kilos. La mayor parte de la producción se comercializa a la firma Cagnoli.

El 100% del maíz empleado en la Porcap proviene de maíz propio producido en las inmediaciones de la empresa porcina, lo que permite valorizar de manera significativa al cereal.

Los purines que genera la empresa porcina son transformados –a través de seis biodigestores tubulares– en biogás que en poco tiempo más se empleará para producir energía eléctrica para abastecer completamente a Porcap, mientras que el remanente se comercializará a la cooperativa local.

Los biodigestores también generan biofertilizantes que son distribuidos en lotes agrícolas por medio de pivotes de riego. “Reciclamos el 100% de los purines para generar biogás y biofertilizante con el cual estamos pudiendo lograr 12.000 kg/ha de maíz sin que entre un solo kilogramo de fertilizante al campo”, remarcó.

biodigestores.PNG
Biodigestores

Biodigestores

Santiago destacó que el valor agregado, además de permitir que las empresas evolucionen en el tiempo junto con las familias empresarias, es un factor esencial para el desarrollo de las personas que habitan en las comunidades productivas.

“En las 140 hectáreas de Porcap siete años atrás hacíamos sólo agricultura y entraba una persona a trabajar allí, mientras que en la actualidad ingresan muchísimos trabajadores y prestadores de servicios, lo que genera nuevas oportunidades en la comunidad”, apuntó.

En definitiva: a través de Porcap se está generando una “economía circular” por medio de la cual el desecho de un proceso es el insumo de otro, de manera tal de eficientizar el uso de los recursos disponibles sin pasivos ambientales.

“Si la Argentina hubiese sido otra, Porcap no tendría cinco años sino quince y en el partido de Daireaux habría quince granjas como Porcap”, aseguró. Santiago afirmó que la gran limitante del crecimiento fue la extracción de recursos propiciada por los derechos de exportación y las intervenciones de mercado.

“Si no hubiera habido retenciones Argentina sería otro país y no sólo para los chacareros, sino también para los transportistas, contratistas y todos los eslabones de la cadena agroindustrial, porque produciríamos el doble de granos y habría más empleo y riqueza para todos”, aseveró.

Actualmente, el directorio de Capelle Hermanos está integrado por cinco miembros de la segunda generación y otros cinco de la tercera generación, entre los cuales, además de Santiago, se incluyen Fernando Negri, Ángeles Capelle, Juan Martín Capelle y Juan Ignacio Maqueda.

“Como empresa familiar, hoy nuestro desafío es hacer una buena transición hacia un consorcio de primos. Algunos de los 17 primos ya son socios y otros aún no. El objetivo es que todos quieran estar dentro de la empresa”, afirmó.

“Nuestro norte es generar valor en los negocios para hacer una empresa que resulte atractiva tanto para quienes trabajan en ella como para los socios y que promueva el desarrollo de su entorno”, resumió.

El panel en el cual participó Santiago estuvo moderado por Patricio Gilligan (gerente de granos de Allaria Agro) y contó con la participación de Franco Santangelo (presidente de la avícola Soychú) y Matías Turturro (jefe comercial de Bioetanol Río IV).

Dejá tu comentario

Te puede interesar

Spiroplasma

Manejo de maíz "guacho": herramientas y consideraciones para su uso

Informe técnico

Flash de mercados: granos al 13/06

Convenio CREA-Profertil

Maicero: un programa pionero

Soja

Soja de primera: resultados de ensayos 2023/24 en Norte de Buenos Aires

Gestión del riesgo

Seguros agropecuarios: cómo gestionar el riesgo en empresas agropecuarias

Contenidos relacionados