3 de abril de 2024 en Buenos Aires

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Heladas tempranas: ¿qué impacto tendrán en los cultivos?

El pasado 18 de febrero se presentaron eventos de heladas tempranas inéditas en buena parte de la zona pampeana.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por CREA

En la presente campaña 2022/23, debido a la sequía, se retrasó la mayor parte de las siembras de cultivos de granos gruesos. Luego, el pasado 18 de febrero, se presentó una situación de heladas tempranas inédita en buena parte de la zona pampeana.

Frente a la ausencia de referencias disponibles para estimarlas pérdidas ante tan inusual fenómeno, referentes de la región CREA Centro convocaron a la especialista María Elena Otegui, técnica del INTA Pergamino y del CONICET/Fauba, para realizar una reunión en formato virtual al respecto.

En la zona, los maíces tardíos se encuentran entre los estados de R1 (aparición de estigmas) y R2 (ampolla) en el sur de Córdoba, y entre R3 (grano lechoso) y R4 (grano pastoso) en el este de San Luis, mientras que las sojas de segunda/tardías están atravesando las fases de R3 a R4 (formación de vainas).

“El rendimiento en maíz es producto del número de granos ya fijados y del peso, que se está definiendo; una helada corta el llenado y termina con la vascularización en la espiga, con lo cual el evento va a tener un efecto directo”, explicó Otegui.

¿Existe alguna herramienta que permita predecir la evolución del cultivo de maíz en las actuales circunstancias para así definir su destino? La investigadora del INTA Pergamino explicó que la evidencia científica muestra una elevada correlación entre las fases de llenado de grano con la pérdida de humedad (gráfico 1).

Gráfico 1. Maíz: relación entre humedad del grano (%) y el porcentaje de peso del grano final

Grafico1-ok.jpg
Grafico1b-ok.jpg

Fuente: Adaptado de Lucas Borrás, et. Al (2004).

“Entonces, con una humedad del 60% en los granos el proceso de llenado del grano (R3-R4) estaría en la mitad del recorrido. Y en la fase de R5 (indentación), ya estaría prácticamente definido el proceso, con lo cual no cabría esperar un nivel de daño tan significativo por helada, considerando que el cultivo se encontraba en una adecuada situación hídrica previa”, explicó.

Otegui mostró un esquema orientativo para estimar la pérdida de rendimiento en maíz en función del cambio relativo en la disponibilidad de asimilados. “Con un 50% de defoliación, podría esperarse una merma del rendimiento de 30% a 40% en estado lechoso (R3), suponiendo la presencia de cultivos que no estuvieron previamente afectados por sequía y golpes de calor”, expuso (gráfico 2).

Gráfico 2. Esquema para estimar nivel de pérdida de rendimiento de maíz por heladas según fase de crecimiento.

Grafico2.jpg

“A medida que el cultivo avanza en la ontogenia posfloración disminuye la posibilidad de que una defoliación impacte en el rendimiento probable”, añadió.

Por otra parte, la evidencia científica muestra que existe una relación estrecha entre el índice diferencial de vegetación normalizado (“índice verde” o NDVI por sus siglas en inglés) y la capacidad de producir asimilados en el llenado de granos. Eso implica que a través de un aplicación digital o, con un mayor grado de precisión, por medio de un dispositivo manual (como puede ser el caso del GreenSeeker) es factible medir NDVI en los cultivos afectados por heladas para estimar su capacidad de recuperación del evento traumático de la helada.

Valores cercanos a un rango de 0,7 a 0,8 NDVI deberían indicar que el daño provocado por el evento climático no sería terminante, mientras que niveles por debajo de 0,7 comenzarían a ser evidencia de un recorte más significativo de los rendimientos potenciales.

En el caso de la soja de segunda/tardía, que es el cultivo más comprometido, se recomienda, además realizar un recuento de vainas, dado que, frente al estrés experimentado, las plantas pueden haber procedido a desprenderse de vainas con diferentes niveles de magnitud.

Accedé a la charla completa aquí:

Dejá tu comentario

Contenido Relacionado