10 de julio de 2024 en Buenos Aires

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Obligación Negociable PYME: en medio de la crisis, una oportunidad

Una buena noticia: la Obligación Negociable, una alternativa de financiamiento con un horizonte de largo plazo, ahora resulta accesible.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por CREA

Desde hace tiempo, los socios de San Diego –empresa dedicada a la producción de granos y semillas, servicios de clasificación, procesamiento y almacenaje de semillas y comercialización de agroinsumos– estaban buscando alternativas de financiamiento para reforzar el capital de trabajo con un horizonte de largo plazo. Y no encontraban nada viable. Pero recientemente eso cambió. Este año lograron lanzar una Obligación Negociable (ON) PYME garantizada denominada en dólares para obtener un monto equivalente a U$S 1.662.020 a una tasa nominal anual del 1% con vencimiento en febrero de 2026. Es decir: con un plazo de tres años.

Las particulares condiciones presentes en la economía argentina permiten obtener financiación en títulos denominados en dólares a tasas de interés imposibles de encontrar en cualquier otro país del mundo. Vale recordar, por ejemplo, que la tasa intercambiaria estadounidense (Fed Funds Rate) se encuentra actualmente, según lo determinado por la autoridad monetaria de ese país, en un rango de 4,50 a 4,75% anual.

La cuestión es que la suscripción y el pago de las ON PYME se realizan en pesos argentinos al tipo de cambio oficial, lo que implica, para el inversor, la posibilidad de colocar excesos de liquidez en un instrumento “dollar linked”. Eso determina que la tasa de interés no sea el aspecto más relevante de la operación, sino la posibilidad de resguardar el capital frente a las crecientes restricciones para adquirir dólares en el mercado bursátil, tanto local (“dólar MEP”) como externo (“dólar contado con liquidación o CCL”).

Para lanzar una ON PYME es necesario elaborar un “prospecto de emisión” en el cual se presenta a la compañía, además de describir sus actividades y mostrar evidencia concreta de su capacidad de pago. Ese documento debe ser aprobado por la Comisión de Nacional de Valores (CNV). Se trata de un proceso administrativo complejo que requiere asesoramiento específico, el cual, en el caso de San Diego, fue realizado por el estudio TCA Tanoira Cassagne.

“Es indispensable ser muy prolijos con la documentación solicitada por la CNV para dar respuesta rápida a cada uno de sus requerimientos, por lo que es importante poner a una persona a cargo del proceso”, explica Agustín Macías, de San Diego.

La ON PYME de la empresa agropecuaria está garantizada por Banco Comafi S.A. y Don Mario SGR como entidades de garantía autorizadas por la CNV. La operación está respaldada por una hipoteca realizada a favor de los dos garantes, la cual se concretó por el término de 10 años, de manera tal de emplearla nuevamente en caso de emitir una nueva ON una vez vencida la primera.

El último componente de la operatoria es el organizador y colocador, que en este caso fue Comafi Bursátil S.A. “El organizador comenta cuáles son las condiciones presentes en el mercado y asesora sobre las condiciones para presentar la ON, mientras que el emisor (San Diego) establece las pautas mínimas para la emisión, que, en nuestro caso, por ejemplo, fue validar una tasa de interés de hasta un 1,0% anual”, comenta Agustín.

Tanto la suscripción como el pago de las ON se hacen en pesos al tipo de cambio oficial, determinado en función del promedio aritmético de los últimos tres días hábiles del tipo de cambio BCRA Comunicación “A” 3500 (dólar mayorista). Los intereses se abonan trimestralmente, mientras que, en lo respecta al capital, se establece un pago del 25% del total a los 18 meses; 25% a los 24 meses; 25% a los 30 meses, y el 25% restante al vencimiento de la ON. “Las condiciones de pago las establece el emisor, al confeccionar el prospecto, con el asesoramiento del organizador”, apunta Agustín.

San Diego, empresa creada en 2004, se dedica a la producción de granos y semillas, a brindar servicios de clasificación, procesamiento y almacenaje de semillas y a comercializar agroinsumos. La sede central se encuentra en Azul (Buenos Aires) y cuenta con una filial en Venado Tuerto (Santa Fe).

“Creo que es una buena herramienta de financiamiento para una pyme. No tiene ningún grado de complejidad y se puede aprovechar en estos tiempos en los que las condiciones de mercado son muy favorables, tanto en dollar linked como en pesos, debido a que hay mucha liquidez”, concluye Agustín.

Dejá tu comentario

Te puede interesar

Gestión empresarial

Mercados agrícolas: un gran problema que no todos advierten

Informe macroeconómico

Informe Macroeconómico CREA: sin cambio de rumbo

Gestión empresarial

Una guía para invertir en acciones argentinas

Empresa

Calendario Empresarial - Julio 2024

Cultivos de servicio

Cultivos de servicio: protagonistas en el norte de Santa Fe

Contenidos relacionados