1 de marzo de 2024 en Buenos Aires

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

¿Más de 10.000 kg/ha de trigo en la campaña 2022/23?

Resultados de un ensayo bajo riego realizado la región CREA Córdoba Norte.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Mientras que en 2022/23 el cultivo de trigo se vio afectado por restricciones hídricas y heladas que generaron daños enormes en la mayor parte de las zonas agrícolas argentinas, en algunos sectores de la región Córdoba Norte se lograron rendimientos superiores a los 10.000 kg/ha.

En la campaña 2022/23 los grupos CREA de la región Córdoba Norte llevaron a cabo cuatro ensayos de cultivares de trigo bajo riego con rendimientos medios que alcanzaron 9165 kg/ha en la localidad de Candelaria Sud; 8798 kg/ha en Colonia Tirolesa; 5762 kg/ha en Piquillín, y 5429 kg/ha en Monte del Rosario.

El máximo rendimiento logrado en el ensayo fue de 10.310 kg/ha con el cultivar Baguette 620 en el sitio Candelaria Sud. El peso hectolítrico de la partida resultó adecuado (81,7 kg/hl), aunque la proteína se ubicó en 9,4% (humedad base 13,5%). También se destacaron, con rendimientos superiores a los 10.000 kg/ha, los cultivares Baguette 680, Pehuén y SY 109, mientras que SY 120 registró un rendimiento de 9720 kg/ha.

“El ensayo fue diseñado para lograr altos rendimientos; de todas maneras, nos sorprendió mucho el resultado final”, comenta María Lourdes Cornavaca, responsable técnica de Agricultura de la región CREA Córdoba Norte.

Con antecesor soja, el lote empleado en el ensayo de Candelaria Sud se sembró el 1° de junio con una densidad de 320 plantas por metro cuadrado y un nivel de agua útil inicial de 122 milímetros a los 2,0 metros de profundidad. Las precipitaciones registradas entre junio y octubre fueron de apenas 60 milímetros, al tiempo que el riego total aplicado fue de 485 milímetros. La eficiencia de uso del agua fue nada menos que de 19 kilogramos logrados por milímetro.

Si bien no presentó una presión importante de enfermedades, el cultivo recibió una aplicación de fungicidas, mientras que, con un nivel de nitrógeno en suelo de 63 kg/ha, se procedió a aplicar UAN para incorporar 115 kg/ha de nitrógeno vía fertilizante, el cual fue particionado en tres porciones: 20% en julio, 40% a comienzos de agosto, y el 40% restante a fines de ese mismo mes. La cosecha se realizó el 29 de noviembre.

“Además de diseñar un paquete tecnológico de punta, el suelo entregó mucho más nitrógeno del que esperábamos; se trata de un lote bien gestionado con un elevado nivel de materia orgánica”, explica María Lourdes.

Mientras que en las zonas de Monte del Rosario y Piquillín el impacto de las heladas tardías recortó los rendimientos previstos del cultivo, los sitios de Candelaria Sud y Colonia Tirolesa, además de lograr escapar de ese fenómeno, experimentaron temperaturas templadas durante el período crítico del cultivo, lo que habría contribuido a promover la máxima expresión de la genética empleada en el experimento realizado por los CREA de la zona Córdoba Norte.

En el ensayo de Colonia Tirolesa los cultivares más destacados, con rendimientos superiores a los 10.000 kg/ha, fueron Pehuén, Basilio, Baguette 620 y SY 109. En este caso, el lote empleado, también con antecesor soja, se sembró el 21 de mayo con una densidad de 330 plantas por metro cuadrado y un nivel de agua útil inicial de 104 milímetros a los 2,0 metros de profundidad. Las precipitaciones registradas entre junio y octubre fueron de apenas 80 milímetros, al tiempo que el riego total aplicado fue de 510 milímetros. La eficiencia de uso del agua fue de 15 kilogramos logrados por milímetro. El cultivo no fue pulverizado con fungicidas, mientras que, con un nivel de nitrógeno en suelo de 82 kg/ha, se procedió a incorporar 132 kg/ha de nitrógeno, el cual fue particionado en tres: 5% durante la siembra, 65% a comienzos de junio y el 30% restante a principios de agosto. Se cosechó el 24 de noviembre.

“Estamos observando que los cultivares de ciclo intermedio a largo sembrados entre fines de mayo y comienzos de junio tienen techos de rendimientos muy elevados si se les proporciona un diseño agronómico adecuado”, remarca María Lourdes (gráfico 1).

En lo que respecta a la calidad, los niveles promedio de proteína fueron de 10.4% en Piquillín, 9.7% en Candelaria Sud, 8.8% en Colonia Tirolesa y 8.7% en Monte del Rosario. En el promedio de ensayos, las variedades más destacadas en tenor proteico fueron MS INTA 415, Arlask, ACA 604, ACA 920 y ACA 917.

Gráfico 1. Rendimiento promedio de los cultivares evaluados en Candelaria Sud y Colonia Tirolesa. CREA Córdoba Norte (2022/23).

imagen.png
Rendimiento del trigo en la campaña 2022/23

Rendimiento del trigo en la campaña 2022/23

Dejá tu comentario

Contenido Relacionado