11 de mayo de 2024 en Buenos Aires

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Campaña fina 2024/25: recomendaciones para una correcta nutrición de los cultivos

Campaña fina 2024/25. Jorge González Montaner ofreció criterios para fertilizar y fortalecer los cultivos de trigo y cebada en la región CREA Mar y Sierras.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

En la región CREA Mar y Sierras se vienen implementando diferentes proyectos diseñados con el propósito de investigar el impacto de nuevas tecnologías orientadas a consolidar modelos productivos más sostenibles. En ese marco, la región ya cuenta con más de 870 ensayos en trigo en los cuales se evaluó en la última década el impacto de los denominados productos biológicos. El promedio de respuestas registradas en el período es de 205 kg/ha con importantes variaciones entre productos y tratamientos.

diapo88.PNG
Evaluaciones con productos antiestresantes y bioestimulantes en trigo. CREA Mar Sierras.

Evaluaciones con productos antiestresantes y bioestimulantes en trigo. CREA Mar Sierras.

Una de las líneas de investigación consiste en evaluar curasemillas biológicos, entre los cuales se incluye uno elaborado en base al hongo Trichoderma harzianum, que, combinado con un antiestresante, permitió generar en cultivos de cereales de invierno respuestas superiores a los productos de síntesis química.

diapo90.PNG

“Trichoderma es un hongo mágico, porque es buen controlador de enfermedades; lo que debe tenerse en cuenta en cebada es que, ante la presencia de carbón (Ustilago hordei) el control debe complementarse con productos de síntesis química”, señaló Jorge González Montaner, coordinador técnico agrícola de la región CREA Mar y Sierras, durante una exposición ofrecida en una jornada de granos finos realizada por los CREA de Mar y Sierras en la localidad bonaerense de Azul.

Los ensayos realizados en la región durante la última campaña 2023/24 confirman la efectividad de Trichoderma harzianum respecto de los productos químicos en el caso del trigo, mientras que en cebada el control resultó ser más limitado.

diapo95.png
Evaluaciones con curasemillas en trigo. Ciclo 2023/24. CREA Mar y Sierras

Evaluaciones con curasemillas en trigo. Ciclo 2023/24. CREA Mar y Sierras

Los ensayos también mostraron resultados interesantes en lo que hace al uso de bioestimulantes combinados con productos de síntesis química en el cultivo de trigo.

diapo97.PNG
Evaluaciones con curasemillas en trigo. Ciclo 2023/24. CREA Mar y Sierras

Evaluaciones con curasemillas en trigo. Ciclo 2023/24. CREA Mar y Sierras

“Comenzamos también a evaluar el uso de bioestimulantes elaborados con organismos extremófilos para verificar si los mismos tienen impacto productivo en nuestros sistemas; los primeros resultados muestran datos interesantes”, explicó González Montaner.

diapo98.PNG
Evaluaciones con curasemillas en trigo (extremófilos). Ciclo 2023/24. CREA Mar y Sierras

Evaluaciones con curasemillas en trigo (extremófilos). Ciclo 2023/24. CREA Mar y Sierras

Información generada durante las últimas cinco campañas agrícolas en la región Mar y Sierras evidencia que el uso de antiestresantes en el cultivo de trigo permite generar respuestas productivas considerables que se “pagan” en términos económicos.

diapo.PNG

“En campañas de fina como las actuales, donde la inversión por realizar será más moderada, considerar el aporte de los antiestresantes en el diseño agronómico puede resultar interesante”, comentó.

En lo que respecta a fertilización, el especialista indicó que ensayos realizados en las localidades de Madariaga y Miramar muestran que aplicaciones particionadas de fósforo líquido generaron una respuesta productiva y económica muy superior a la correspondiente a fertilizaciones tradicionales tanto en trigo como en cebada.

diapo104.PNG

“Ustedes me dirán que esa metodología de fertilización implica poner menos fósforo en el campo y es así, pero con el elevado valor actual de ese fertilizante todo lo que contribuya a eficientizar su uso debe ser considerado”, afirmó.

González Montaner remarcó que en la campaña fina 2024/25 será clave estimar de manera adecuada la respuesta de la fertilización fosfatada en función del potencial presente en cada ambiente de la región, la disponibilidad de agua útil al inicio de la siembra y el diseño agronómico.

diapo107.PNG

También recomendó no perder de vista la fertilización azufrada, dado que la misma, en ciertas condiciones, puede generar respuestas productivas y económicas significativas.

diapo110.PNG

“El azufre es un nutriente difícil que no siempre responde bien a los modelos de decisión generales; lo recomendable es que cada campo haga sus propias parcelas de ensayos para ir evaluándolas. Con suelos francos el aporte de azufre tiene por lo general respuestas más elevadas, pero también hemos relevado respuestas altísimas en suelos texturales”, remarcó.

González Montaner también dijo que la estrategia de fertilización nitrogenada en trigo debe contemplar la partición de aplicaciones no sólo en función de la disponibilidad hídrica y la perspectiva climática, sino también ante la eventualidad de poder aprovechar un posible ajuste progresivo del precio de la urea en los próximos meses.

diapo120.PNG

Momentos de aplicación de nitrógeno en función de las precipitaciones iniciales. Aplicación 100% a la siembra menos aplicación 70% a la siembra + 30% en un nudo (modelo N 150 kg/ha – X). Trigo (naranja) y cebada (azul). 2020. CREA Mar y Sierras.

GM.PNG
Jorge González Montaner durante una exposición ofrecida en la jornada de granos finos realizada por los CREA de Mar y Sierras en la localidad bonaerense de Azul.

Jorge González Montaner durante una exposición ofrecida en la jornada de granos finos realizada por los CREA de Mar y Sierras en la localidad bonaerense de Azul.

Dejá tu comentario

Contenido Relacionado