13 de junio de 2024 en Buenos Aires

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Aplicaciones dirigidas: avances en Mar y Sierras

Avances en la región Mar y Sierras en el uso de equipos de aplicaciones dirigidas para el control de malezas problemáticas.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por CREA Región Mar y Sierras | MYS

En la zona sudeste de Buenos Aires, los lotes afectados por rama negra, raigrás, nabolza, sonchus y mostacilla –entre otras malezas problemáticas–exigen aplicaciones crecientes de herbicidas posemergentes en barbecho con un costo que duele cada vez más. Agustín Bilbao –asesor del CREA Necochea-Quequén– cree que el momento no puede ser más oportuno para expandir el uso de equipos de aplicaciones dirigidas (también conocidas como aplicaciones selectivas)

“Antes de la suba del valor de los herbicidas, un equipo de Weed it Quadro de 20 metros de largo que podía ser empleado en un superficie anual de 2500 hectáreas físicas, se pagaba en un período de tres a tres años y medio, mientras que actualmente eso se redujo a un lapso de dos a dos años y medio”, explica el asesor.

La región Mar y Sierras ya cuenta con 22 equipos de aplicaciones dirigidas (11 Weed it + 11 WeedSeeker), mientras que Viento Sur, consultora gestionada por Agustín y su hermano Esteban, identificó la presencia activa de otros 65 equipos en el resto de las zonas de la región pampeana.

Entre 2020 y 2021 empresas de seis grupos CREA de la región Mar y Sierras realizaron aplicaciones dirigidas sobre más de 20.800 hectáreas, logrando un ahorro promedio de 16 U$S/ha respecto de aquellas situaciones que recibieron una aplicación total de la superficie por tratar. Un dato importante es que el año pasado casi el 60% de las aplicaciones realizadas en las empresas CREA de la región fueron concretadas por contratistas rurales.

Agustín indica que, detrás de todos los casos de éxito de la tecnología, siempre hay un equipo atento que realiza una labor profesional de monitoreo y diagnóstico de malezas, además de una adecuada selección de principios activos y procesos de calibración de los equipos.

AplicacionesDirigidas1.PNG
Evaluación de la efectividad de la tecnología.

Evaluación de la efectividad de la tecnología.

“No existe la magia: las aplicaciones dirigidas requieren mucho más trabajo que las pulverizaciones generalizadas realizadas en el esquema convencional. La cuestión es que este último presenta inconvenientes tan serios que ya no es posible solucionarlos con dosis crecientes de las mismas recetas”, apunta.

Este año, la mayor parte de las aplicaciones dirigidas en barbecho, con sus respectivos repasos en algunos casos, lograron en la región Mar y Sierras controles efectivos, con excepción de algunos lotes que mostraron una cantidad llamativa de escapes de malezas.

“Todos los equipos de aplicaciones dirigidas deben volver a calibrarse cada 1000 a 1500 hectáreas para verificar que estén operando con un nivel de eficiencia óptimo”, remarca el asesor CREA. “De todas maneras, para evitar frustraciones es importante entender que con el uso de aplicaciones dirigidas siempre va a haber una parte de las malezas -de tamaño muy reducido- que se va a escapar”, añade.

La metodología empleada para verificar el funcionamiento de los equipos se conoce como “hacer la lona”, dado que consiste en montar lonas rodeando diferentes malezas para luego evaluar si el producto aplicado logró dar en el blanco o no. Si no es el caso, entonces es necesario verificar los diferentes componentes del dispositivo para regularlos de manera adecuada.

“Los escapes se generaron como consecuencia de una pulverización dirigida mal calibrada, un error que en la zona de Mar y Sierras, debido a las bajas temperaturas presentes en el invierno, no se hace evidente sino hasta la llegada de la primavera, momento en el cual el control se torna más dificultoso”, comenta.

Las pulverizaciones dirigidas, además de viabilizar aplicaciones tempranas de escapes de malezas en sectores específicos –que en algunos casos pueden representar menos del 5% del área agrícola–, permiten emplear fitosanitarios de elevada efectividad, como el glufosinato de amonio, que, por su costo, no puede ser utilizado a una escala general.

El especialista indica que los tres equipos disponibles en el mercado –Weed it AG, Weed it Quadro y WeedSeeker 2– tienen características diferenciales, las cuales deben ser tenidas en cuenta en función de las particularidades presentes en cada establecimiento.

Varios contratistas cuentan con equipos WeedSeeker, los cuales, al emplear índice verde (NDVI) para reconocer malezas, pueden realizar aplicaciones en cultivos emergidos. Weed it Quadro (que emplea la relación rojo/rojo lejano) podrá, en breve, realizar también algunas aplicaciones de ese tipo”, señala Agustín. “Sin embargo, el fuerte de estas tecnologías es su uso en barbechos, donde estamos logrando un mejor manejo de malezas, además de un menor impacto ambiental y menor costo económico, logrando en promedio ahorros del 70% del herbicida”.

Y adelanta, además, que “el próximo paso será sumar equipos con cámaras que puedan diferenciar especies de plantas, una tecnología que avanza a gran velocidad, hoy aplicando herbicidas pero, próximamente, utilizando diversos modos de acción, tales como púas mecánicas, rayos láser, productos abrasivos y otros mecanismos, pero siempre de modo dirigido”.

Dejá tu comentario

Te puede interesar

Soja

Soja de primera: resultados de ensayos 2023/24 en Norte de Buenos Aires

Gestión del riesgo

Seguros agropecuarios: cómo gestionar el riesgo en empresas agropecuarias

Convenio CREA-Profertil

Triguero: un hito que marcó un gran precedente

Sostenibilidad

InBioAgro: biodiversidad en establecimientos productivos

Informe técnico

Flash de mercados: granos al 06/06

Contenido Relacionado