11 de junio de 2024 en Buenos Aires

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Análisis patrimonial: un traje a medida para cada empresa

Pautas y criterios para realizar análisis patrimonial, según el economista y asesor CREA, Hernán Satorre.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

A diferencia del análisis contable, que sigue determinados protocolos genéricos, el análisis patrimonial –que tiene como objeto el estudio del activo, el patrimonio neto y el pasivo de una empresa– debe instrumentarse de manera personalizada en función de criterios establecidos por los tomadores de decisión.

Así lo indicó el economista Hernán Satorre durante un taller sobre análisis patrimonial organizado esta semana en formato virtual por las regiones CREA Oeste y Sudeste.

“Como la estructura del análisis patrimonial responde, en algunos casos, a los mismos conceptos y lenguaje que el análisis contable, se lo suele asociar como cosas similares, cuando en realidad no es así”, explicó Hernán, quien es asesor del CREA Herrera Vegas-Pehuajó y responsable técnico de la Mesa Empresaria de la región CREA Oeste.

diapo1.PNG

El economista explicó que el análisis patrimonial debe reflejar situaciones que nunca van a ser contempladas por un balance contable, como el hecho, por ejemplo, de que una empresa poseedora de tierra alquile a una empresa agrícola –ambas con los mismos accionistas– un campo a un valor inferior al de mercado para ayudar a acomodar los resultados en un año climático desfavorable.

“El análisis patrimonial, en tales situaciones, permitiría evidenciar que la empresa agrícola no está creciendo con recursos genuinos, sino que está recibiendo aportes de capital de otra firma asociada”, remarcó.

El análisis patrimonial permite realizar evaluaciones con diferentes monedas. Si un accionista de una empresa agropecuaria, por ejemplo, reside en Europa, puede recibir análisis realizados en base a euros para poder hacer un seguimiento con el signo monetario propio de su realidad económica.

El análisis patrimonial también resulta esencial para poder evaluar el origen del crecimiento patrimonial, de manera tal de poder identificar los factores asociados para evitar llegar a conclusiones incorrectas.

“Puede darse el caso de empresas que reparten dividendos en función de la variación patrimonial y que esa variación se explique por un resultado por tenencia, lo que puede terminar generando la necesidad de malvender vacas para poder cumplir con ese compromiso”, resaltó.

El especialista señaló que existen diferentes indicadores para evaluar la evolución patrimonial de una empresa agropecuaria, los cuales deben emplearse en función de las características y objetivos presentes en cada organización.

diapo2.PNG

“Un modelo apalancado en capital de terceros con alquiler no puede ser analizado con los mismos criterios que otro realizado con capital y tierra propia aunque ambos se dediquen a la misma actividad”, expuso Hernán.

“Los indicadores en análisis patrimonial tienen sentido en función del objetivo definido. Primero deben definirse las preguntas por contestar y a partir de ahí debe generarse la información para contestarlas”, añadió.

“Alguien puede decir mi meta es dormir tranquilo. ¿Y eso qué implica? Saber que los pasivos no superen el valor del stock de vacas. En ese caso, se puede instrumentar indicadores que reflejen esa necesidad específica”, graficó.

No existe una sola manera de hacer las cosas, sino diferentes metodologías para realizar análisis patrimoniales considerando tanto la estructura como los procesos que intervienen en una empresa.

diapo3.PNG

Una vez definidos los objetivos, los mismos deben ser asociados a una canasta de indicadores que permitan evaluar el nivel de cumplimiento de los mismos. Gran parte de los errores en análisis patrimonial –comentó– es emplear indicadores que no están relacionados con los objetivos propuestos.

“Hay indicadores que tienen mayor peso que otros porque en caso de cumplirse nos acercan más a los objetivos definidos. Entonces los indicadores empleados y su ponderación debe ser diferente en función de cada empresa”, afirmó Hernán.

Un aspecto importante es que la comparación de análisis patrimoniales entre empresas no tiene mayor utilidad. Lo que tiene sentido –afirmó– es analizar la evolución de cada empresa en particular. “Es mucho más productivo en cada reunión CREA que cada empresa presente su análisis patrimonial que comparar empresas con diferentes estructuras, capital, personal y realidades”, aseguró.

Así como los indicadores deben ser empleados en función de la situación particular de cada empresa, los resultados de cada uno tienen que ser evaluados también de manera personalizada.

“Los manuales dicen, por ejemplo, que la prueba ácida tiene que ser mayor que 1,0 porque eso significa que los activos corrientes son mayores a los pasivos corrientes. Y eso no necesariamente es siempre así porque para una empresa tener una prueba ácida de 0,6 puede estar bien porque su modelo de negocio lo tolera, mientras que para otra tener 1,5 puede ser pésimo”, comentó.

El economista además indicó que la incorrecta imputación de los retiros en los análisis patrimoniales muchas veces hace que se llegue a conclusiones que no se corresponden con la realidad de la empresa.

“El análisis patrimonial produce mucha información útil. Requiere tiempo, pero el valor agregado que genera es enorme porque ayuda a entender las bases del negocio”, resumió.

Dejá tu comentario

Te puede interesar

Seguros agropecuarios

Gestión de riesgos en empresas agropecuarias para diseñar coberturas inteligentes

Convenio CREA-Profertil

Triguero: un hito que marcó un gran precedente

Sostenibilidad

InBioAgro: biodiversidad en establecimientos productivos

Informe técnico

Flash de mercados: granos al 06/06

Gestión empresarial

Herramientas de inversión para empresas agropecuarias

Contenido Relacionado