12 de julio de 2024 en Buenos Aires

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Congreso Lechero CREA: la revolución de los algoritmos

Fernando Mazeris de Dairy Data Warehourse explicó en el Congreso Lechero CREA el impacto que tendrán los algoritmos y la inteligencia artificial en el sector.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

“El uso de algoritmos de inteligencia artificial crecerá masivamente en el sector lechero. Esto no va a ser nada diferente a lo que sucede en nuestra vida cotidiana porque muchos de nosotros empleamos sistemas de inteligencia artificial aun sin saberlo”. Así lo indicó Fernando Mazeris, CEO de Dairy Data Warehourse, durante una exposición realizada en el Congreso Lechero CREA que se llevó a cabo en la ciudad de Rosario.

Mazeris explicó que en el Mundial de Fútbol Qatar 2022 se introdujeron nuevas tecnologías que permitieron incrementar de manera notable la precisión del arbitraje. La pelota oficial del campeonato estuvo equipada con un sensor inercial IMU (Inertial Measurement Unit) que generaba 500 transmisiones por segundo. En la línea de gol de cada arco se instalaron 14 cámaras de alta velocidad, además de otras 12 cámaras en el sector superior del estadio para determinar el posicionamiento de los jugadores en la cancha con una velocidad de 50 transmisiones por segundo

“Se requirieron toneladas de datos de alta calidad para poder diseñar los algoritmos que son indispensables para estos sistemas de inteligencia artificial”, comentó el CEO de Dairy Data Warehourse, empresa con sede en Países Bajos que procesa semanalmente datos de un rodeo de 30 millones de vacas localizadas en distintos países.

No sólo el volumen, sino también la calidad de los datos, son los factores fundamentales para que la información producida por los algoritmos resulte certera.

“En el sector lechero existe la dificultad de que los registros están muy segmentados en diferentes programas que muchas veces no se comunican entre sí y no son compatibles. Por eso es crucial poder unificar todos los registros en una sola de base de datos; una vez que llegamos a esa instancia, podemos emplear los datos para desarrollar algoritmos”, remarcó Mazeris.

Actualmente se emplean programas con inteligencia artificial para detectar a los jugadores de fútbol más destacados en las divisiones inferiores. Y lo mismo, por supuesto, puede hacerse con un rodeo de vacas lecheras para determinar cuáles son las que deben integrar el equipo, las que deben pasar al banco de suplentes y las que deben dejar el club.

Mazeris2.PNG

El especialista dijo que si bien las herramientas de analítica descriptiva que utilizaron desde que empezó el control lechero fueron de vital importancia para el mejoramiento genético y el manejo reproductivo y productivo, con la cantidad de datos que se generan en la actualidad y el costo decreciente de la aplicación de programas de inteligencia artificial la gestión de la información va camino a experimentar una transformación sustancial.

“Con el diseño de algoritmos es factible trabajar con analítica predictiva con el propósito de anticiparse a eventos futuros, además de evaluar el impacto probable por suceder en diferentes escenarios”, argumentó.

La inteligencia artificial puede contribuir para seleccionar a los animales con la más alta probabilidad de alcanzar su potencial genético en un determinado rodeo, además de determinar el período de lactancia óptimo para cada animal de manera individual. También puede ayudar a incrementar la vida útil de cada vaca y la productividad a través de un mejor manejo de la salud animal.

“Tenemos algoritmos operativos que todos los días predicen productividad individual, día por día, por las próximas dos lactancias”, señaló Mazeris.

También –explicó– diseñaron una herramienta para ayudar a los productores lecheros en la prevención de enfermedades asociadas a la vaca en transición, tales como cetosis, fiebre de leche, retención de placenta o desplazamiento de abomaso.

“El tambero recibe alertas de información, después del secado, a través de su celular; lo que queremos con estos manejos predictivos es evitar que una vaca se enferme por medio de la implementación de tratamientos preventivos”, apuntó.

En la gestión de tales alertas aprendieron a reconocer que los tamberos tienen diferentes niveles de aceptación de la cantidad de alarmas que quieren recibir, dado que algunos desean disponer de todos los avisos, mientras que otros optan por recibir la menor cantidad posible de los mismos.

“Este tipo de herramientas funcionan como un seguro; no son herramientas de diagnóstico, sino instrumentos que permiten gestionar riesgos para evitar problemas”, resumió Mazeris.

banner.PNG

Dejá tu comentario

Te puede interesar

Spiroplasma

Spiroplasma: todo listo para lanzar la red de monitoreo de Dalbulus maidis

Control de malezas en el sudeste bonaerense (II)

Malezas resistentes

Control de malezas en el sudeste bonaerense (I)

Gestión empresarial

Mercados agrícolas: un gran problema que no todos advierten

Informe macroeconómico

Informe Macroeconómico CREA: sin cambio de rumbo