25 de julio de 2024 en Buenos Aires

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Congreso Lechero CREA: el impacto de los robots

Integrantes del CREA Tambero Robótico se presentó en el Congreso Lechero CREA para contar cómo están implementando el sistema voluntario de ordeñe.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Hernán Harispe se emociona cuando habla de sus padres, quienes, con un tambo montado en un pequeño establecimiento de 40 hectáreas, lograron criar a siete hijos y lograr que todos terminen una carrera universitaria.

“Obtener leche de la manera más eficiente posible era una cuestión de subsistencia: no había posibilidad de errar ningún tiro”, apuntó Hernán, quien, junto a su hermano Sebastián, actualmente están el mando de la empresa familiar, que ahora cuenta con 67 hectáreas y está realizando una transición desde un tambo convencional a otro robótico con ordeño voluntario.

Los robots –adquiridos con financiación– comenzaron a funcionar en abril pasado y el 60% del rodeo de vacas ya se ordeña con el sistema voluntario. “La cantidad de empleados, cuando termine el proceso, va a ser la misma, pero la calidad de vida va a mejorar de manera notable, porque ya no va a ser necesario levantarse a la madrugada para ordeñar”, señaló hoy Hernán en un panel conformado por integrantes del CREA Tambero Robótico, el cual, coordinado por el asesor Pedro Mazziotti, se presentó en el Congreso Lechero CREA que se está desarrollando en la ciudad de Rosario.

La empresa, que cuenta con un sistema intensivo de base pastoril, produce más de 30.000 litros de leche por hectárea por año. “Esta tecnología nos va a permitir seguir siendo eficientes sin perder la sencillez en el manejo”, resumió el empresario.

Robots3.PNG

El grupo CREA Tambero Robótico comenzó a gestarse a mediados de 2021 para conformarse en febrero de 2022. Está integrado por 14 empresas de tres provincias que con conjunto gestionan 65 robots. Se reúnen mensualmente en formato virtual y realizan visitas presenciales a los diferentes establecimientos tres veces por año.

Las 14 empresas, según los últimos datos consolidados del pasado mes de abril, produjeron en conjunto 3,30 millones de litros con un total de 3120 vacas y una media de 2,50 ordeños por vaca por día.

Los integrantes de grupo, además de contar con robots de las tres empresas proveedores de esa tecnología, tienen diferentes sistemas productivos, lo permite comparar unos con otros para medir el impacto de cada equipo en circunstancias diversas.

Alejandro Mulcahy, otro de los integrantes del CREA Tambero Robótico, arrancó incorporando seis robots y acaba de cerrar definitivamente el tambo tradicional porque la semana que viene implementará otros seis robots más para gestionar el 100% del rodeo con el sistema voluntario de ordeñe.

“El sistema voluntario de ordeñe tiene un impacto enorme en los jóvenes, quienes se sienten mucho más motivados con las condiciones de trabajo presentes”, apuntó Alejandro.

Robots2.PNG

“Los fines de semana se queda una sola persona a cargo y así logramos un régimen de francos mucho más atractivo; las mejoras en el bienestar de las vacas son notables y se observan en cuestiones sanitarias y reproductivas”, añadió.

Keysi Montechiari confiesa que nunca se sintió atraída por la empresa familiar lechera y, cuando estaba a punto de terminar su carrera universitaria, comenzó a evaluar alternativas para realizar un doctorado. Sin embargo, algo la hizo cambiar de opinión: la implementación de ocho robots en el tambo.

“Sin estas tecnologías es muy probable que no me hubiese incorporado a la empresa familiar; a ningún joven le gusta estar ordeñando un sábado a la madrugada”, explicó Keysi.

Mientras su abuelo y padre estaban decidiendo la adquisición de los robots, Keysi viajó a Países Bajos para realizar una pasantía laboral en un tambo robotizado, de manera tal de experimentar de primera mano de qué se trataba eso. “Ahí hice un click y tomé la decisión de incorporarme a la empresa familiar”, recordó.

La empresaria además dijo que el cambio de paradigma productivo está lejos de circunscribirse a los robots porque existen muchas otras tecnologías de automatización de procesos que comenzarán a ser incorporadas a los tambos en los próximos años.

Álvaro Llorente, por su parte, relató que, luego de evaluar junto a su familia hacia dónde querían llevar a la empresa lechera familiar, encontraron en el sistema voluntario de ordeñe una alternativa para solucionar las incomodidades que les generaba el modelo de tambo convencional.

“La tecnología nos permite tener una mejor rentabilidad al mejorar muchas variables, además de aportar una solución ambiental en el marco de una economía circular”, comentó Álvaro.

Robots4.PNG

En todos los casos el tambo robotizado, además de liberar al personal de tareas operativas, posibilita realizar un seguimiento en tiempo real del comportamiento, estado y productividad de cada animal presente en el tambo más allá de cuál sea la escala del mismo. Con esa información la gestión y selección del rodeo lechero puede eficientizarse de manera notable para iniciar un ciclo de mejoras continuas que promueva una competitividad creciente.

“Los robots nos entregan muchos datos, pero tenemos que ver qué hacemos con esos datos para transformarlos en información y tomar decisiones. Y las decisiones las toman las personas. Los robots, en definitiva, nos desafían todos los días a aprender”, concluyó Pedro Mazziotti.

banners_aliados_estrategicos_patrocinantes.jpg

Dejá tu comentario

Te puede interesar

Soja

Soja: resultados de ensayos 2023/24 en Sur de Santa Fe

Informe técnico

Flash de mercados: granos al 18/07

Informe técnico

Flash de mercados: granos al 11/07

Agricultura regenerativa

Agricultura regenerativa: animarse a cambiar el paradigma

Girasol

Girasol: resultados de ensayos 2023/24 en Oeste Arenoso

Contenidos relacionados