10 de julio de 2024 en Buenos Aires

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Campaña gruesa 2023/24 en la región CREA Santa Fe Centro

Pautas por considerar al momento de diseñar la campaña de maíz y soja 2023/24 en la región CREA Santa Fe Centro.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Luego de una campaña 2022/23 por demás complicada, en la región CREA Santa Fe Centro se preparan para buscar la revancha en la campaña de granos gruesos 2023/24, para lo cual resulta indispensable reducir al mínimo posible el margen de error durante el proceso de planificación de la siembra de soja y maíz.

“La soja tiene que estar limpia de malezas durante los primeros cuarenta días porque el impacto de las mismas en ese cultivo es muy elevado”, explicó este miércoles Diego Hugo Pérez, asesor del CREA Gálvez, durante una jornada técnica en formato virtual organizada por la región CREA Santa Fe Centro.

El año pasado por la sequía se registraron muchos “escapes” de yuyo colorado en cultivos de soja. Se trata de un desafío agronómico porque la fitotoxicidad de los tratamientos en postemergencia suele ser elevada.

“Ahora contamos con cultivares que tienen tolerancia a herbicidas hormonales en postemergencia, pero en condiciones convencionales el impacto que tienen esas aplicaciones en el cultivo de soja es muy fuerte; una situación similar se registra en el caso del maíz”, apuntó Diego.

En cuanto a plagas, el daño de trips en soja se puede llevar hasta un 15% de la producción potencial, pero –indicó el asesor– es factible controlarla con buenos resultados cuando se realizan aplicaciones de manera temprana. Los tratamientos de cogollero en los momentos óptimos permiten buenos niveles de control de la plaga en maíz tardío y muchas veces no se produce reinfección.

Diapo2.png

Además, este año –indicó el asesor CREA– es indispensable tener especial cuidado con los ataques de orugas cortadoras y gusanos blancos, por lo que resulta clave el monitoreo permanente.

Por otra parte, ensayos realizados en la zona con diferentes curasemillas en soja muestran respuestas de hasta 400 kg/ha entre el tratamiento más destacado y el testigo.

“Este año pongo un signo de interrogación en lo que respecta a enfermedades vasculares en soja y eso tiene que ver con fechas de siembra, temperatura del suelo y eventuales encharcamientos en una fase ENSO El Niño”, expresó Diego. Además, remarcó que las aplicaciones de fungicidas en maíz temprano, básicamente dirigidas a roya, es muy importante que se realicen entre V10 y V12 para obtener respuestas efectivas.

Diapo1.PNG

El especialista recomendó diseñar estrategias que reduzcan, en la medida de lo posible, la carga química de tratamientos para evitar problemas de fitotoxicidad en los cultivos siguientes. “Los diseños deben estar muy bien estudiados y planificados, para lo cual resulta esencial contar con la información generada por el Proyecto Malezas CREA y la red de cultivos de servicios de la región CREA Santa Fe Centro”, afirmó.

También especificó respetar el potencial de cada ambiente al momento de diseñar espacialmente la campaña gruesa. En ese sentido, un ensayo realizado por los grupos CREA Las Petacas y Monte Maíz mostró que cuando la soja de segunda tiene un rendimiento potencial inferior a 25 qq/ha, entonces en ese ambiente conviene sembrar maíz; en cambio, cuando el potencial supera el umbral de los 25 qq/ha, conviene sembrar soja.

Diapo23.PNG

Por supuesto: es crucial realizar las siembras en las ventanas óptimas en función del nivel de agua útil presente en cada ambiente.

“El suelo lo tenemos actualmente con el tanque medio vacío de agua y de nutrientes; deberíamos incorporar importantes cantidades de ambos recursos en el corto plazo para sostener la productividad de los cultivos”, aconsejó.

Un tema clave es ajustar la densidad en función tanto del potencial ambiental como de la fertilización. En ese sentido, un ensayo realizado en una empresa del CREA Gálvez con distintas densidades y fertilizaciones en maíz temprano evidenció que con una adecuada nutrición resulta contraproducente elevar por demás la densidad de siembra del cereal.

Diapo31.PNG

El asesor además recomendó evaluar aplicaciones de fósforo y zinc, dado que ambos nutrientes suelen presentar déficits en los suelos de la región. “Por lo general, los ensayos muestran que los cultivares de soja que más rinden son los que mejor responden al agregado nutrientes”, señaló.

Otra cuestión central es que el cultivo de servicio no implique una penalización hídrica para el cultivo siguiente, lo que requiere un seguimiento constante del nivel freático para tomar las decisiones agronómicas correspondientes en cada caso particular.

Diapo42.PNG

“Con el paso del tiempo hemos ido perdiendo estructura del suelo y eso nos empieza a pasar factura en algunas ocasiones”, comentó Diego, para luego agregar que “la incorporación de diferentes cultivos y fechas de siembra es una de las herramientas que contamos para darle estabilidad a las empresas: vivimos más de los promedios sostenidos en el tiempo que de los máximos logrados en campañas puntuales”.

“Este año, con lluvias tan dispersas, la situación de los diferentes ambientes en la región es muy dispersa y debe ponerse especial atención en el diseño de los cultivos en función de la recarga hídrica con fechas de siembra adecuadas y densidades agresivas o defensivas según el caso”, resumió.

Dejá tu comentario

Te puede interesar

Gestión empresarial

Mercados agrícolas: un gran problema que no todos advierten

Informe macroeconómico

Informe Macroeconómico CREA: sin cambio de rumbo

Gestión empresarial

Una guía para invertir en acciones argentinas

Empresa

Calendario Empresarial - Julio 2024

Cultivos de servicio

Cultivos de servicio: protagonistas en el norte de Santa Fe

Contenidos relacionados