13 de febrero de 2024 en Buenos Aires
  • Crea 
  • Publicaciones  
  • Informes 

Cultivos de servicio en el norte bonaerense

Resultados de cuatro campañas de ensayos en la región CREA Norte de Buenos Aires.

Leé el informe completo DESCARGAR PDF 

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Ensayos realizados en las últimas cuatro campañas por los CREA de la región Norte de Buenos Aires mostraron que los cultivos de servicio contribuyeron a controlar malezas problemáticas por competencia directa, por cobertura de residuos y por cambios en las condiciones de nacimiento, pero también afectaron el logro de plantas del cultivo de soja de primera.

El pastoreo de los cultivos de servicio disminuyó el aporte de materia seca, el control de malezas y el costo hídrico, pero los rendimientos del cultivo de renta posterior fueron similares a los obtenidos con un barbecho químico. Mientras que sobre gramíneas pura las pérdidas del cultivo de renta alcanzaron en promedio los 390 kg/ha, las pérdidas con vicia pura o en mezcla registraron una media de 200 kg/ha. Las mayores pérdidas de rendimiento estarían asociadas fundamentalmente al costo hídrico, pero también impactó el desfasaje fenológico y la desuniformidad en el planteo logrado por el cultivo de renta, según el análisis realizado por Matías Ermácora, responsable del estudio.

El estudio aclara que en la escala de tiempo de análisis (cuatro campañas) no es posible validar aún todos los beneficios eventuales incorporados al sistema (como aumentos en los aportes de materia seca y mejoras en propiedades físicas y químicas del suelo), además del impacto sobre los rendimientos de los cultivos siguientes en la secuencia de rotación que lograrían los cultivos de servicio incorporados de manera sistemática..

Ensayo 2021/22

En la campaña pasada los ensayos se plantearon con siembra en línea en cuatro sitios de experimentos con gramínea, vicia y mezcla; todos antecesores del cultivo de soja de primera. En dos de los sitios se incorporó el efecto del pastoreo de la gramínea.

Las parcelas con cultivos de servicio al momento de la siembra de soja (fines octubre en Alberdi y Olascoaga y mitad noviembre en San Pedro) presentaron condiciones hídricas contrastantes según cada sitio. El costo hídrico estimado por diferencia con el agua del barbecho (testigo) varío entre +2 y -150 milímetro según sitio y tratamiento.

Con magnitudes diferentes entre sitios y con menores efectos que las campañas anteriores, los cultivos de servicio aportaron al control de malezas problemáticas como gramíneas de verano, Conyza y Amaranthus (uno de los atributos buscados). El pastoreo de los cultivos de servicio disminuyó el impacto sobre este atributo, fenómeno coincidente con evaluaciones realizadas en campañas anteriore.

La temperatura del suelo en los primeros 10 centímetros descendió 2°C en promedio como consecuencia de la mayor cobertura, independientemente de la fecha de siembra. Eso explicó en parte las diferencias de nacimientos de malezas y las diferencias fenológicas de cinco días (un nudo) observadas en el cultivo de soja desde los primeros estadios; también incidió en las diferencias registradas en el logro de plantas del cultivo de soja. Las coberturas pastoreadas, en cambio, presentaron temperaturas de suelo similares al barbecho (coincidente con evaluaciones de campañas anteriores).

El aporte de materia seca aérea entre sitios y tratamientos estuvo entre 4 y 8 toneladas por hectárea, aportes que se asociaron con los controles sobre malezas y con los datos medidos de agua en el perfil al momento de la siembra del cultivo de renta. Los casos donde se fijó más carbono aéreo tuvieron mejor control de malezas y menos recarga del perfil al momento de la siembra del cultivo de renta.

Estimado a partir de la materia seca y en función de eficiencias tomadas de bibliografía (40 kg.MS/mm y 35 kg.MS/mm para avena/centeno y vicia respectivamente), en el promedio de sitios la evapotranspiración de los cultivos de servicio fue similar entre gramínea y vicia (130 milímetros).

Las sojas de primera sobre la gramínea de cobertura rindieron igual o menos que los otros tratamientos, donde se afectó el número de granos cosechado. La pérdida de rendimiento promedio con ese tratamiento fue de 260 kg/ha (-6%) (cuadro 1). Como promedio, con vicia y mezcla de vicia + gramínea no hubo cambios en el rendimiento, pero se registró una fuerte interacción con el sitio. En el caso del cultivo de servicio pastoreado en el campo de Alberdi con influencia de ascenso capilar de la napa, que recargó el perfil hídrico a la siembra del cultivo de renta, alcanzó y superó los rendimientos del testigo en un ambiente de buena productividad. El otro sitio en el que se evaluó el efecto del pastoreo de la gramínea (San Pedro) logró rendimientos similares al barbecho químico (gráfico 1).

imagen.png
Cuadro 1. Rendimiento y componentes entre tratamientos como promedio de sitios (sin el sitio de San Pedro y sin tratamiento pastoreado). CREA Norte de Buenos Aires

Cuadro 1. Rendimiento y componentes entre tratamientos como promedio de sitios (sin el sitio de San Pedro y sin tratamiento pastoreado). CREA Norte de Buenos Aires

imagen.png
Gráfico 1. Rendimiento en kg/ha (barra azul) y logro (punto rojo) de plantas/metro cuadrado del cultivo de renta sobre cada tratamiento evaluado en los cuatro sitios.

Gráfico 1. Rendimiento en kg/ha (barra azul) y logro (punto rojo) de plantas/metro cuadrado del cultivo de renta sobre cada tratamiento evaluado en los cuatro sitios.

Resultados históricos

Al evaluar los resultados de los ensayos conducidos en las campañas 2018/19, 2019/20, 2020/21 y 2021/22, se observa que las sojas sobre cultivos de servicio rindieron menos que sobre barbecho, especialmente sobre gramíneas. Esa pérdida de rendimiento, que en promedio de campañas, cultivos de servicio evaluados y sitios fue de 333 kg/ha (-7%), parece mantenerse en todo el rango de productividad ambiental explorado, aumentando o atenuándose a medida que varía el ambiente (de 500 a 200 kg/ha). Mientras que en el caso de pastorearlos, se remueve la limitante productiva en ambientes de buena productividad y no se presenta la penalidad en rendimiento del cultivo de renta.

Sin embargo, cuando se diferencia el cultivo de servicio entre gramínea pura y mezcla con vicia o vicia pura, cambian las pérdidas de rendimiento. Mientras que sobre gramínea las pérdidas del cultivo de renta alcanzan los 390 kg/ha (-8%), las pérdidas con vicia pura o en mezcla alcanzan los 200 kg/ha (-4%) como promedio de sitios y campañas.

Luego de evaluar rendimientos durante cuatro campañas de cultivos soja de primera con y sin cultivos de servicio y bajo las condiciones climáticas exploradas entre 2018/19 y 2021/22, puede determinarse que las pérdidas de rendimiento estarían asociadas a diferencias en el contenido hídrico inicial a la siembra de soja definida como “costo hídrico” (recarga del perfil con -33 milímetros en P50%; gráfico 2 izquierda), especialmente en campañas con baja recarga como la 2020/21 y 2021/22 (gráfico 2 derecha). Sin embargo, el desfasaje fenológico de cinco días y la desuniformidad en el planteo de siembra (sectores con muy baja densidad de plantas) también explicarían parte de las pérdidas de rendimiento en soja.

imagen.png
Gráfico 2. Relación entre izquierda) la diferencias en mm al 1,2-1,8 metros de profundidad entre los tratamientos “barbecho” y “cultivo de cobertura” al momento de la siembra de soja de primera y derecha) pérdida rendimiento de soja de primera en función del costo hídrico calculado como diferencia de agua entre barbecho y cultivo de servicio (quitando casos de presencia de napa).

Gráfico 2. Relación entre izquierda) la diferencias en mm al 1,2-1,8 metros de profundidad entre los tratamientos “barbecho” y “cultivo de cobertura” al momento de la siembra de soja de primera y derecha) pérdida rendimiento de soja de primera en función del costo hídrico calculado como diferencia de agua entre barbecho y cultivo de servicio (quitando casos de presencia de napa).

Cultivos de servicio como herramienta de producción en el Norte de Buenos Aires.pdf

Dejá tu comentario