21 de noviembre de 2022 en Buenos Aires

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Congreso CREA 2022: Construir con otros

En el Congreso CREA 2022 se trató, en un panel, la importancia de desarrollar la comunidad a través del trabajo en red.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

El Congreso CREA 2022 dedicó un panel para mostrar cómo diferentes referentes de distintas actividades dedican buena parte de su tiempo y energías para contribuir a mejorar a la comunidad.

El panel comenzó con una introducción del arquitecto Andres Peña, quien resaltó la importancia de construir con otros en el marco de una mirada integral e inclusiva.

En tanto, Cecilia Peluso, copresidente del Directorio y miembro del Consejo Empresario de Sistema B Argentina, recalcó que la rentabilidad económica es una dimensión vital de toda empresa, pero no la única, y que lo ideal en toda organización es siempre alinear los propósitos con las decisiones.

“No da lo mismo hacer las cosas de una manera que de otra. Desde B decimos que todos estamos en la primera fila, decidiendo qué queremos hacer con la realidad urgente”, apuntó hoy Peluso en la última jornada del Congreso CREA, que se desarrolló en la Expo Rural de Palermo.

La certificación de “Empresas B” mide el impacto social y ambiental de las empresas y sus titulares se comprometen de forma personal, institucional y legal a tomar decisiones considerando las consecuencias de sus acciones a largo plazo en la comunidad.

La certificación de “Empresas B” mide el impacto social y ambiental de las empresas y sus titulares se comprometen a tomar decisiones considerando las consecuencias de sus acciones a largo plazo en la comunidad.

Ignacio Driollet, vicepresidente de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa y director de Planeamiento Estratégico del Grupo Clarín, indicó que “todo aquel que quiera ser feliz tiene que ser agradecido” y encomendó la necesidad de “involucrarse y transformar” la realidad.

Driollet dijo que “tenemos un 50% del país fuera de combate”, en referencia a la pobreza, lo que representa una “cachetada tremenda” y nos obliga a actuar para ser agentes de cambio. “Todos quizás seamos portadores de alguna verdad, y de heridas y equivocaciones, que es necesario subsanar juntos”, aseguró.

También expuso Delfina Irazusta, directora ejecutiva de la Red de Innovación Local (RIL), una organización que trabaja con líderes municipales de todo el país con el propósito de promover el desarrollo local.

La tesis de posgrado de Irazusta consistió en un proyecto de una red de intercambio de experiencias municipales gestionada por medio de la metodología CREA. Y la iniciativa pronto se volvió realidad: en agosto de 2012 comenzó a funcionar el primer “grupo CREA” de intendentes coordinado por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) y la Red de Acción Política (RAP). Estaba integrado por los intendentes de las ciudades de Rosario, Santa Fe, Rafaela, San Francisco, San Miguel de Tucumán, 25 de Mayo, Zárate y Ushuaia.

Con el tiempo fueron aparecieron más grupos. Y más interesados. Se hizo evidente que para seguir creciendo era necesario montar una estructura sostenible en el tiempo. Y así nació RIL, que actualmente cuenta con más de 280 gobiernos locales en red. “La participación ciudadana es relevante porque nos hace poner en valor la libertad de las personas”, explicó Irazusta.

RIL cuenta actualmente con más de 280 gobiernos locales en red.

Cristian Feldkamp, director ejecutivo de CREA, contó que si bien ingresó más de diez años atrás a CREA impulsado por el afán de desarrollar su vocación técnica, terminó muy entusiasmado por el factor humano que descubrió en la red.

“Me partió la cabeza, me transformó CREA”, comentó, para luego añadir que, si bien lo técnico es una cuestión esencial en la organización, la clave de la misma es la metodología y la posibilidad de fomentar interacciones que promuevan impactos favorables en todas las dimensiones de la sociedad.

Por último, Gonzalo Herrán, presidente del Congreso CREA, comentó una anécdota personal relativa a su empresa familiar, en la cual perdió a un empleado muy valioso por la baja calidad de la enseñanza ofrecida en la escuela del pueblo más cercano a su establecimiento.

“Entendimos ahí, junto a mi hermano (su socio), que los problemas en la escuela, así como también los caminos rurales, no eran del intendente, sino nuestros y que, por lo tanto, eran parte de nuestra responsabilidad solucionarlos”, comentó.

Dejá tu comentario

Te puede interesar