16 de abril de 2024 en Buenos Aires

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Así son los suelos de mi país

CREA, junto con la Asociación Argentina de la Ciencia del Suelo, INTA y FAO Argentina buscan promover una mayor concientización acerca del cuidado del suelo.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por CREA

La comunidad CREA, junto con la Asociación Argentina de la Ciencia del Suelo (AACS), INTA y FAO Argentina realizaron en 2022 la sexta convocatoria del programa “Así son los suelos de mi país”, cuyo objetivo es promover en el ámbito educativo la concientización acerca del cuidado de un recurso natural crítico para la humanidad.

En total, participaron más de 2434 estudiantes de nivel inicial, primario y secundario de 111 escuelas localizadas en las provincias de Córdoba, Chubut, Buenos Aires, La Pampa, Entre Ríos, Santa Fe, Salta, Tucumán, Santiago del Estero y Ciudad Autónoma de Buenos Aires, quienes fueron coordinados por docentes, técnicos de INTA y ACSS e integrantes de la red CREA.

El cierre de la edición 2022 del programa se realizó el 5 de diciembre a través de un evento organizado por CREA en formato virtual, que coincidió con el festejo del Día Mundial del Suelo impulsado por Naciones Unidas.

Los coordinadores del programa, Ignacio Amuchástegui y María Emilia Piccini, destacaron el elevado nivel de los trabajos de investigación presentados en la edición 2022, los cuales encararon enfoques diversos y múltiples relativos al cuidado y la conservación de este valioso recurso.

Las instituciones que recibieron las primeras menciones del programa fueron el Jardín Comunitario Frutillitas de Tres Arroyos (Buenos Aires), la Secundaria EESA Nº 1 de Goyena (Buenos Aires), el Instituto Calasancio Divina Pastora de Lobería (Buenos Aires), la Escuela Agrotécnica de Famaillá (Tucumán), la Secundaria IPEA Nº 217 de Villa del Totoral (Córdoba) y la Secundaria IPEA Nº 105 de Alfonsina Storni (Córdoba).

Las segundas menciones fueron para el Instituto Agropecuario Monte (Buenos Aires), la Secundaria EFA Avellaneda LL 156 (Santiago del Estero), la Escuela Agrotécnica Salesiana Carlos M. Casares de 25 de Mayo (Buenos Aires), la Secundaria IPEA Nº 220 Ing.Agr. Mariano J. Frezzi de Oncativo (Córdoba), la Secundaria EES Nº 5 Anexo 3051 de Energía (Buenos Aires) y la Secundaria IPEA Nº 292 Ing.Agr. Liliam Priotto (Córdoba).

“Este año llegaron a su etapa final unos 58 proyectos; estamos muy contentos por el entusiasmo que generan estos temas”, apuntó Emilia Funes, integrante del CREA Montecristo y directiva del área de Integración a la Comunidad de CREA.

A su vez, el presidente de CREA, Santiago Negri, destacó la importancia de promover metodologías de investigación como parte central del proceso de aprendizaje en ámbitos educativos.

En 2022, la iniciativa contó con el apoyo de Profértil, Banco Galicia, Stihl, Santander Agronegocios y Bamba. Los trabajos presentados pueden verse en lossuelosdemipais.crea.org.ar

Pulverización de fitosanitarios

Seis alumnos de la Escuela de Educación Secundaria Agraria Nº 1 “Ezequiel Martínez Estrada”, de Goyena, Buenos Aires, llevaron a cabo una investigación muy completa sobre las características óptimas del agua que debe emplearse para realizar una pulverización efectiva de fitosanitarios.

Los alumnos, coordinados por el tutor Miguel Eusebio Mascaró, junto con los docentes Betina Inés Rocha y María Florencia Arauz, estudiaron inicialmente las condiciones que debe presentar el agua que se utiliza para elaborar caldos en lo que respecta a acidez (pH), dureza (concentración de sales) y turbidez. Luego, recolectaron muestras de diferentes campos de las regiones sudoeste, centro y oeste de la provincia de Buenos Aires, las cuales fueron extraídas de tanques de almacenamiento y del tubo de descarga del molino, siguiendo, en todos los casos, un mismo protocolo.

Posteriormente, se realizaron análisis fisicoquímicos de las diferentes muestras en el laboratorio de la escuela. Para corroborar la precisión de los datos obtenidos, se realizaron análisis en el laboratorio de una empresa dedicada a elaborar aditivos agrícolas. Los resultados obtenidos se publicaron en un mapa digital. El siguiente paso consistió en emplear dos fórmulas correctoras, con diferentes dosis, para mejorar las propiedades de un agua que no presentaba parámetros óptimos para la elaboración del caldo. Los análisis mostraron mejoras evidentes en los indicadores evaluados (cuadro 1).

Cuadro 1. Ensayo de aplicación de herbicidas con caldos elaborados con diferentes calidades de agua
Parámetros de acidez (pH), dureza (ppm de carbonato cálcico en un litro de agua) y conductividad en microSiemens (µS). Análisis realizados en 250 ml de agua.

imagen.png

En un lote de la escuela los alumnos realizaron ensayos en parcelas de un metro cuadrado con dos repeticiones, aplicando sobre una pastura dos caldos con diferentes proporciones de agua “corregida” frente a un testigo con agua sin “corregir”. Luego de 15 días verificaron que la calidad de la pulverización efectuada había resultado mucho más efectiva con el agua tratada que sin tratar. Luego de 15 días de la aplicación se observó, además, que el agua que no se encontraba corregida tuvo un efecto menor. También se pudo examinar que el agua corregida con el corrector “A” provocó un efecto mayor, comparado con el corrector “N”.

Los alumnos se valieron de la aplicación gratuita Google Sites para diseñar un sitio donde expusieron el trabajo realizado, además de entrevistar al ingeniero agrónomo Esteban Frola para consultarlo sobre buenas prácticas en pulverizaciones de fitosanitarios, y a la licenciada en Ciencias Ambientales Mariela Porta, quien explicó, desde la perspectiva de esa disciplina, la importancia de realizar aplicaciones adecuadas. Adicionalmente, presentaron su trabajo en la Cooperativa Agrícola Ganadera Ltda. de Puán con el propósito de concientizar al público en la materia.

Caracterización por ambiente

Doce alumnos de segundo año de la Escuela Técnica de Educación Secundaria I.P.E.A. N° 241 “Federico Campodónico” de Los Zorros, Córdoba, lograron identificar las características diferenciales de los ambientes de un lote de la región, lo que representa un insumo clave para cuidar el suelo y promover la eficiencia de uso de los recursos disponibles.

Los alumnos, coordinados por la tutora Mónica Moretto, junto con los docentes Carina Alanis, Cistina Perelda, Miriam Pezzana, Rubén Picca y Carina Piemontesi, trabajaron sobre un lote del tambo gestionado por la institución educativa, en el cual, a través del empleo del “índice verde” (NDVI), detectaron dos ambientes contrastantes (gráfico 1).

Figura 1. Diferenciación de ambientes por NDVI

imagen.png

En ambos ambientes se procedió a tomar muestras de suelos a diferentes profundidades, las cuales fueron procesadas en el laboratorio del colegio para realizar pruebas de textura, acidez (pH), contenido de materia orgánica y presencia de sales.

Con respecto a la textura del primer ambiente, que corresponde a una huerta, los alumnos palparon las muestras para verificar su mayor suavidad, producto de la presencia preponderante de partículas finas (limo y arcilla), mientras que en el otro ambiente descubrieron una mayor presencia de arena.

En lo que respecta a la determinación del pH, las muestras provenientes del segundo ambiente mostraron niveles muchos más elevados. También procedieron a determinar la presencia de materia orgánica a través de la reacción de burbujeo y liberación de calor promovida por agua oxigenada. En la muestra del primer ambiente tomada a una profundidad de 0-10 centímetros la reacción fue evidente, mientras que en la proveniente de 40-80 centímetros de profundidad la intensidad de la formación de burbujas o espuma fue mucho menor, evidencia del menor contenido de materia orgánica (ver foto 1). Una situación similar se observó al hacer reaccionar a las muestras correspondientes al segundo ambiente.

imagen.png

Los alumnos verificaron la presencia de materia orgánica en las muestras de suelo obtenidas a través de la reacción de burbujeo y liberación de calor promovida por agua oxigenada

Posteriormente pasaron a evaluar la profundidad efectiva de suelo por medio del uso de ácido clorhídrico diluido en agua, de manera tal de determinar la presencia de sales a diferentes profundidades. En las muestras del primer ambiente detectaron la aparición de burbujas a profundidades de 60-90 centímetros, mientras que en el segundo ambiente esa reacción se evidenció a los 40 centímetros, lo que permitió detectar, correlacionando esos datos con los niveles de pH, que el primer ambiente tiene una mayor profundidad efectiva para los cultivos que el segundo.

La experiencia permitió que los alumnos, a partir de datos satelitales (NDVI), pudiesen reconocer ambientes diferentes en un mismo lote para posteriormente, por medio de análisis físicos y químicos, identificar sus distintas cualidades. A partir de esa diferenciación podrán evaluar la necesidad de diseñar tratamientos diferenciados al momento de aplicar enmiendas o abonos.

Dejá tu comentario