22 de febrero de 2024 en Buenos Aires

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Gestión de datos: una tecnología indispensable

Análisis de estrategias en soja con gestión de datos provistos por DAT CREA. Una herramienta cada vez más útil para tomar decisiones agronómicas.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Crea. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Ezequiel Tambornini

A partir de 2018 los registros agrícolas tomados en las diferentes regiones CREA comenzaron a relevarse en un formato único (DAT CREA) con el propósito de sistematizar el proceso de gestión de datos y generación de información relevante para las empresas productoras de granos.

En la actualidad la base de Datos Agrícolas Trazados (DAT) dispone de un volumen de registros lo suficientemente significativo como para realizar análisis sólidos.

Por ejemplo: en la zona subhúmeda, comprendida por las regiones CREA Centro, Oeste Arenoso y Semiárida, los datos muestran que en ciclos ENSO Niña –como el presente en el período estival 2021/22– retrasar la fecha de siembra de soja de primera no tendría penalizaciones en términos productivos, lo que permitiría explorar una mayor “ventana” temporal de siembra con el propósito de buscar mejores condiciones ambientales (gráfico 1).

imagen.png
Gráfico 1. Soja de primera. Interacción entre fecha de siembra, grupo de madurez y fase ENSO. Región subhúmeda.

Gráfico 1. Soja de primera. Interacción entre fecha de siembra, grupo de madurez y fase ENSO. Región subhúmeda.

Los datos muestran que en la zona subhúmeda sería conveniente aumentar la densidad para promover mayores rendimientos de soja de primera en campañas agrícola con fases Niña. Pero reducir la distancia entre hileras no parece mostrar ventajas al respecto.

Entre las utilidades de la herramienta, además de graficar geográficamente la disponibilidad de nutrientes en las diferentes regiones agrícolas, DAT CREA permite también estimar la respuesta esperable a la fertilización tanto fosforada como nitrogenada. En la región CREA Sudeste, por ejemplo,esa respuesta promedio osciló de 400 a casi 900 kg/ha en función de la disponibilidad de fósforo presente en el suelo (gráfico 2).

imagen.png
Gráfico 2. Respuesta individual y promedio a la fertilización fosforada en la región CREA Sudeste

Gráfico 2. Respuesta individual y promedio a la fertilización fosforada en la región CREA Sudeste

En la campaña 2020/21 casi el 20% de los datos de superficie de soja de primera contó con registros de aplicaciones de fitosanitarios, con lo cual también es factible realizar análisis ambientales a partir de los mismos.

Por ejemplo, al comparar el impacto ambiental medido a través del EIQ (coeficiente creado por el Programa de Manejo Integrado de Plagas de la Universidad de Cornell; EE.UU.) con el rendimiento logrado de soja de primera, se evidencia que no existe asociación entre ambas variables, lo que permite detectar casos destacados de altos rendimientos con bajo EIQ relativos para estudiarlos en profundidad (gráfico 3).

imagen.png
Gráfico 3. Rendimiento de soja de primera y EIQ. Campaña 2020/21. Lotes en secano. Destino grano sin granizo

Gráfico 3. Rendimiento de soja de primera y EIQ. Campaña 2020/21. Lotes en secano. Destino grano sin granizo

Los registros también permitieron verificar que aquellos lotes en los cuales se emplearon equipos de aplicaciones dirigidas (42 sobre un total de 1053) registraron un EIQ promedio de 67 versus 84 en los que se realizaron aplicaciones de manera convencional. Tales diferencias, si bien son obviamente esperables, permiten analizar el impacto de la tecnología con números concretos a una escala significativa.

El potencial de gestión de análisis se incrementará a medida que se vayan incorporando variables a los registros, como puede ser el caso de las mediciones de radiación absorbida –obtenidas por medio de imágenes satelitales– para cada uno de los lotes de DAT CREA georreferenciados.

La correlación de multiplicidad de variables, algunas de las cuales en un futuro quizá puedan monitorearse incluso en tiempo real, permitirán concretar análisis robustos que complementen y enriquezcan los datos obtenidos en ensayos a campo.

Precisamente, en estos días el equipo de Agricultura de CREA está trabajando en el diseño y armado de una nueva plataforma –denominada DATex– que se propone sistematizar los datos generados por la red de ensayos de todas las regiones CREA con el propósito de incorporarlos a la base de datos nacional. En ese sentido, la región CREA Norte de Buenos Aires ya comenzó a almacenar sus datos de ensayos propios en la base de datos de CREA Central.

El área de Agricultura de CREA además está trabajando en el desarrollo de un sistema informático que, a partir de los datos cargados por cada empresa, permita generar informes personalizados y automatizados, de manera tal de facilitar el seguimiento propio y comparado de indicadores clave para tomar decisiones.

Dejá tu comentario

Contenido Relacionado