12 de abril de 2024 en Buenos Aires

Congreso CREA 2022: Negocios digitales, en primera persona

Cómo encarar el proceso de transformación tecnológica en las empresas. Panel de innovadores en la segunda jornada del Congreso CREA 2022.

 - Por CREA
Temas

La lechería está registrando un cambio de paradigma de la mano de la introducción de una tecnología que permite automatizar muchos procesos. Y Jorge Olmedo ofreció su testimonio al respecto en la segunda jornada del Congreso CREA 2022.

Dos años atrás, el empresario comenzó a incorporar la primera tanda de robots para contar actualmente con seis unidades de ordeñe automatizado, que se ocupan de atender a unas 380 vacas localizadas en un free stall. La transición de un sistema convencional a otro intensivo automatizado no fue una tarea sencilla; requirió un esfuerzo importante por parte del equipo de trabajo y también de los animales, pero luego del primer año lograron ir acomodándose para comenzar a estabilizar la producción.

“Mentiría si no les dijera que hubo muchas noches en las que no la pasé bien”, se sinceró el CEO de La Fayuca, empresa propietaria del establecimiento La Polvorilla (Castelli, Buenos Aires), que integra el CREA Gelas (región Este). “Pero no tengo dudas de que el camino realizado fue el correcto”, afirmó durante el encuentro.

Tokens de granos

Así como tienen una cuenta en un banco o en una agencia bursátil o corredora de granos para realizar o recibir pagos, operar contratos futuros o divisas, entre otras posibilidades, las empresas agrícolas también pueden tener su propia cuenta de criptoactivos para comenzar a generar valor agregado a partir de los granos.

Esa posibilidad es factible gracias a una iniciativa emprendida por Eduardo Novillo Astrada, ex polista y ex presidente de la Asociación Argentina de Polo, quien creó la primera infraestructura global de tokenización de agrocommodities.

“Lo único que hicimos fue formalizar con tecnología lo que ya sucede en el campo: el productor piensa y ahorra en granos; nosotros sólo lo volcamos a un entorno digital”, afirmó el cofundador de Agrotoken.

La tokenización permite, dentro de la plataforma Agrotoken, convertir soja, maíz o trigo en activos digitales y, de esa manera, crear un criptoactivo con paridad en granos, lo que implica que por cada token existe una tonelada de granos entregada en un acopio o empresa exportadora que lo respalda.

Esa tonelada tokenizada está validada por medio de una PoGR (“Prueba de Reserva de Granos”, por sus siglas en inglés), que es una herramienta descentralizada realizada mediante las plataformas Ethereum, Polygon y Algorand, según los casos de uso óptimos para cada una. El valor de los tokens de granos se determina en función de los índices Agrotoken Soja Rosario (SOYA), Maíz Rosario (CORA) y Trigo Rosario (WHEA) desarrollado por Matba Rofex, los cuales son publicados en tiempo real.

Una vez que los productores disponen de sus activos digitales, pueden utilizarlos para realizar distintas operaciones, tales como realizar canjes de insumos, comprar vehículos, maquinaria agrícola o hacienda, solicitar préstamos respaldados por granos y también abonar consumos con una tarjeta.

“Ante todos los desafíos hay una oportunidad; en este país hay desafíos todo el tiempo y más en este ambiente. Si no es el clima, es el gobierno, pero siempre hay oportunidades; hay que ser curiosos e ir a buscarlas. Agrotoken es un ejemplo de eso”, explicó Novillo Astrada.

Democratización

“Decidimos que el agro era extremadamente relevante para esta región y que queríamos ser parte de la enorme transformación que se está dando. Abrazar ese enorme volumen de datos que hay en la producción agropecuaria y transformarlos en valor real”, afirmó Herbert Lewy, gerente general de Agricultura Inteligente y Bioeconomía para Microsoft Latinoamérica.

“Estamos en la cuarta revolución industrial, impulsada por la transformación digital; es la democratización del acceso porque por primera vez tenemos la misma tecnología, al mismo precio, en cualquier lugar del planeta. Esta revolución se caracteriza por la velocidad y pluralidad del cambio, llega a muchísima gente y muy rápido. Tenemos que aprovechar este momento”, aseguró.